Favorites

La terapia asistida con animales: su historia y beneficios

Los animales que ayudan a curar

Quédate en casa y certifica tu inglés online!

Preparation course for the toefl

Animal Assisted Therapies

Los beneficios de la relación entre una mascota y su humano son el fundamento de las Terapias Asistidas con Animales (TAA), con probados efectos positivos en la salud física, mental y social de las personas.



Estas últimas son parte de lo que se conoce como Intervenciones Asistidas con Animales (IAA), donde se incluyen las TAA, las actividades asistidas por animales (AAA) y la Educación Asistida con Animales (EAA).

La amistad entre el hombre y el perro es una de las relaciones más fascinantes de la naturaleza. Desde la prehistoria los cánidos han tenido un rol clave no sólo asistiendo al hombre como animales de trabajo, sino también como un amigo incondicional.

Dado que la salud es más que la ausencia de enfermedad, es un estado integral de bienestar físico mental, emocional y espiritual, es razonable considerar que la amistad podría impactar positivamente en nuestra salud.

A pesar de la creencia generalizada de que las intervenciones asistidas con animales surgieron recientemente, quienes trabajan en establecimientos de salud y organizaciones relacionadas con animales, han manifestando sus beneficios a través de los años. Individuos y personal de diferentes instituciones afirman que la presencia de animales alivia la soledad, reduce la monotonía, fomenta la interacción social, aumenta la interactividad del paciente.

Si eres parte de una organización o equipo de Terapias Asistidas con Animales y/o tienes experiencia entrenando perros de asistencia, nos gustaría saber de ti y hacer conocer tu trabajo. Puedes enviarnos tu mensaje mediante este enlace.

Un poco de historia

A pesar de intentos anteriores de integrar animales a programas de rehabilitación, la sistematización, la formación formal y la aparición de los perros de servicio y asistencia comenzó en el siglo XX. Desde entonces, se realizaron numerosos estudios con el objetivo de evaluar los beneficios de las TAA y proporcionar a los profesionales de la salud conclusiones que permitan su uso formal en terapias alternativas o complementarias.

 

En 1962, el psicólogo estadounidense Boris Levinson integró la TAA en la psicología clínica en su artículo “El perro como” co-terapeuta “. Fue el primero en definir la “psicoterapia infantil asistida por animales de compañía”, que hoy denominamos terapias asistidas con animales.

Durante el tratamiento de un niño autista el psicólogo describe que su perro Jingles inesperadamente se acercó a su paciente facilitando su trabajo y contribuyendo a mejorar la condición del niño. 

 

 

 

Levinson es el primero en documentar el efecto positivo de las mascotas en niños autistas y a través de sus trabajos y publicaciones destacó la importancia de las mismas como agente catalítico en el proceso de socialización del niño.

Sugirió la creación de un cuerpo canino entrenado como ayudantes psicoterapéuticos especializados en niños al estilo del programa de apoyo a los soldados hospitalizados y sus familias durante la Segunda Guerra Mundial. 

El Dr. Levinson también postuló que las mascotas son un estímulo para el desarrollo sensorial y motor en niños pequeños. A lo largo de sus publicaciones, continuó haciendo valiosos aportes al uso de las terapias asistidas por mascotas. Entre sus libros se encuentran Psicoterapia infantil orientada a las mascotas y Mascotas y desarrollo humano se publicaron en 1969 y 1973 respectivamente.

Durante muchos años, perros, gatos, caballos, aves, conejos, delfines, tortugas y simulaciones con robots se probaron en diferentes poblaciones. Se realizaron numerosos estudios en diferentes grupos por ejemplo entre personas de la tercera edad, veteranos de guerra, pacientes en tratamiento con quimioterapia, personas con discapacidades, pacientes psiquiátricos, reclusos y muchos otros para demostrar los efectos de la presencia de las mascotas y la TAA.

Los resultados fueron tan diversos como las poblaciones estudiadas y los animales involucrados. Sin embargo pudo concluirse que las intervenciones con animales contribuye a reducir la depresión y la ansiedad mientras fomenta las habilidades de socialización, reafirmando las observaciones del personal de salud.

En nuestra conversación con la Directora del programa infantil de Patas Terapéuticas de Canadá, Barb Kelly, tuvimos la oportunidad de conocer sus experiencias como parte de un programa de visitas en el cual su perro de terapia, Brent, y ella formaron parte.  En “Cómo entrenar a un perro de terapia”, la directora nos cuenta lo aprendido durante sus visitas a numerosos hogares de retirados, el efecto de las mascotas en la estimulación a la lectura en los niños y el camino que debió recorrer junto a Brent, para convertirse en un equipo de terapia.

¿Cuáles son los beneficios de las TAA?

Los perros de terapia están entrenados para brindar afecto y consuelo a todas aquellas personas que podrían beneficiarse de su presencia. Los equipos de terapias formados por una mascota y su adiestrador, visitan hospitales, casas de retiro, bibliotecas y otras instituciones, con el objetivo de acelerar la recuperación y rehabilitación de los individuos internados o en tratamiento.

Entre sus efectos han sido descriptos los siguientes beneficios en la salud y el bienestar de los individuos:

  • Incrementa la tranquilidad, la sensación de bienestar y reduce el estrés.
  • Estimula la actividad física y hábitos saludables como la caminata diaria.
  • Reduce los síntomas de depresión, soledad, aislamiento, apatía y ansiedad
  • Mejora la autoestima y favorece la interacción social y la comunicación.
  • Ayuda a crear y mantener el vínculo entre pacientes y médicos.
  • Favorece la autonomía de movimiento independiente o asistido.
  • Acelera el proceso de curación y recuperación.
  • Fomenta la expresión y la auto-motivación.

El valor de las organizaciones de perros de terapia

A medida que las terapias asistidas con animales ganaban popularidad fueron surgiendo organizaciones tendientes a promover el uso de animales de terapia, establecer criterios de evaluación de los mismos y regular sus acciones. Estas asociaciones, ademas de conectar instituciones o personas interesadas en recibir TAA con equipos de voluntarios formados mayoritariamente de perros y sus amos, brindan entrenamiento y certificaciones conforme a la legislación y los estándares vigentes.

Hasta que la evidencia documentada pueda brindar el sostén científico para la práctica asistida por animales, la información más valiosa al respecto permanece entre el personal de campo, ya sean terapeutas, voluntarios, adiestradores, entrenadores, individuos y organizaciones que recopilan datos basados ​​en sus observaciones.

Para saber más y comprender mejor la misión de estas organizaciones entrevistamos a voluntarios y ejecutivos de organizaciones que trabajan por un mundo más dog-friendly.

Nuestro objetivo es dar a conocer la labor de este tipo de organizaciones no sólo a pacientes que puedan necesitarlo sino también a quienes se sientan inspirados y quieran replicar este tipo de acciones en sus propias comunidades.

¡Ingresa a nuestra comunidad pet-friendly! Recibe la newsletter con novedades y ofertas exclusivas para miembros.

 

Leave a Reply ● Deje su comentario ● Laissez votre commentaire

%d bloggers like this: