Favorites

El mejor perro para las personas mayores – Beneficios en la salud

Por qué tener una mascota mejora la salud

enEnglish frFrançais

Compartir nuestra vida con una mascota se traduce en beneficios físicos, emocionales y sociales. Los perros son criaturas empáticas y afectivas que enriquecen la vida de toda persona. La compañía de una mascota produce numerosos efectos positivos en la vida de las personas mayores incluyendo beneficios en la salud y una mejor calidad de vida. Nunca se sentirá solo si lo espera amigo de cuatro patas siempre dispuesto a darle la bienvenida más afectuosa cada vez que regresa a su casa.

Jugar con su perro permite concentrarse en el juego forzando al cerebro a alejarse de preocupaciones, ansiedad y/o pensamientos depresivos. Estudios científicos demostraron que abrazar y acariciar un perro aumenta los niveles de endorfinas en el torrente sanguíneo, produciendo una sensación de bienestar y la reducción temporal de la presión arterial, la frecuencia cardíaca y los niveles ansiedad, los cuales son factores de riesgo de enfermedades cardíacas.

Un perro estará siempre dispuesto a brindarle compañía y apoyo para superar situaciones difíciles como la enfermedad o mitigar el dolor contribuyendo a adoptar un estilo de vida más activo y al equilibrio emocional.

En algunos casos un perro es el socio perfecto para favorecer la autonomía de adultos mayores con problemas de salud, especialmente aquellos que viven solos ya que algunos perros de terapia son capaces detectar y alertar a sus dueños cuando está por desencadenarse una crisis, por ejemplo convulsiones o episodios de hipoglucemia, y evitar que los síntomas se vuelvan severos.

Su perro no sólo es un compañero cariñoso sino también un socio que lo ayudará a seguir una rutina diaria de ejercicio. Caminar es una de las actividades físicas más recomendadas para personas mayores, ya que ayuda a mantener un cerebro saludable y fortalece huesos y músculos. Como consecuencia, mejora el equilibrio reduciendo el riesgo de caídas que es una de las causas más frecuentes de hospitalización de personas de la tercera edad. También ayuda a prevenir enfermedades crónicas como osteoporosis, artritis, enfermedad cardíaca coronaria e hipertensión.  Un estudio comparativo sobre la salud de personas con o sin perros, demostró que los primeros necesitan visitar al médico significativamente menos que aquellos sin mascotas.

Sacar a pasear el perro es una oportunidad de interacción social para romper el aislamiento y encontrar otros dueños de mascotas. Es una excusa para encontrarse con los vecinos, hacer nuevos amigos y un tema para conversar con las personas de su comunidad.

Encontrar el perro perfecto, cuya raza, cuidado y mantenimiento mejor se adapten a nuestras preferencias y necesidades es un proceso que demanda amor, responsabilidad y información. La tercera edad puede estar asociada con diferentes estilos de vida, ya que no todas las personas mayores tienen los mismos gustos, intereses y rutinas. Sin embargo existen algunos aspectos comunes a considerar a la hora de seleccionar el perro más adecuado para las personas mayores.

Leave a Reply ● Deje su comentario ● Laissez votre commentaire

A %d blogueros les gusta esto: