Favorites

Los si y los no de la educación canina

Quédate en casa y certifica tu inglés online!

Preparation course for the toefl

Woman Training Dog At Home

Entrenar a tu perro siguiendo estos consejos te ayudará a enseñarle a diferenciar los comportamientos deseados de los no deseados.

No hace falta decir que entrenar a un perro requiere mucha paciencia. Al igual que con cualquier proceso de aprendizaje, no sucede de la noche a la mañana, y cada perro aprende a una velocidad diferente.

 



Una buena manera de que el entrenamiento sea exitoso es abordarlo desde la perspectiva del “refuerzo positivo”. Esto significa que debes recompensar a tu perro con elogios y/o un snack cada vez que exhiba el comportamiento adecuado. Al emplear este método, alientas a tu perro a asociar cada acción positiva en su comportamiento con una recompensa y, así aprenderá a incorporar lo que le enseñas.

Sin embargo, enseñarle buenos modales a tu perro no sólo consistirá en mostrarle qué hacer. Para maximizar los resultados es clave que también le muestres qué no hacer. Tu perro te ama y por esa razón se esforzará para aprender todo aquello que le enseñes si eso lo hace sentir amado y apreciado. La clave del éxito será entonces que a cada paso del proceso pueda distinguir claramente qué acciones realizar para obtener tu afecto. Para ello, hemos compilado una lista que te ayudarán a guiarlo en forma positiva y evitar problemas comunes que ralentizan el progreso del entrenamiento.

 

Convierte tu pasión en negocio

¡REGISTRATE PARA SABER MAS!

8 Pilares para el éxito

  1. Confianza: los perros siempre deben sentirse seguros con su amo, es por eso que un enfoque de “refuerzo positivo” permite que los perros aprendan en un ambiente afectuoso que conduce a resultados favorables y duraderos.

    Cómo enseñar buenos modales a tu perro

  2. Comodidad: asegúrate de no sorprenderlo. Acercarte a tu perro sin que pueda verte, tomarlo de improviso por atrás, de sus orejas o patas, las cuales son altamente sensibles, aún durante un juego, podrá hacer que tu perro se sienta inseguro. Estas acciones podrían asustarlo y generarle un estado de nerviosismo o ansiedad que no ayuda al aprendizaje.
  3. Consistencia: El entrenamiento efectivo se basa en la consistencia. Elogiar a tu perro por actuar de cierta forma implica estar atento para nunca desalentarlo cuando realiza un acto similar. La idea es nunca causarle confusión para marcar en forma clara y positiva una línea clara entre las acciones permitidas y las que no lo son.
  4. Constancia: Trata de evitar que muchas personas diferentes le den ordenes a tu perro. La educación canina será más eficiente cuando logres generar una relación de confianza y afecto con tu mascota. Tu perro aprenderá todo lo que le enseñes si eso le asegura tu afecto directo y le indica de que siempre será bien tratado, cuidado y alimentado. Si logras marcarle clara y afectuosamente cuáles son los comportamientos que tú valoras tienes el éxito asegurado.

    5 factores que pueden poner ansioso a tu perro

  5. Equilibrio: Dale a tu perro un tiempo para descansar y jugar cada vez que trabajes en su entrenamiento. Darle órdenes constantemente o inmediatamente después de su comida puede tener un efecto negativo en su proceso de aprendizaje. Introduce cinco minutos de descanso de por cada quince minutos de entrenamiento para hacer la experiencia más agradable y a su vez obtener mejores resultados.
  6. Paciencia: recuerda que los cachorros menores de seis meses están llenos de energía y ganas de jugar, por lo tanto necesitarás armarte de paciencia para entrenarlos. Sin embargo, como aprenden muy rápidamente, te harán sentir feliz con los resultados y orgullo de tus abilidades de entrenador canino.
  7. Adaptabilidad: asegúrate de que los ejercicios que propones a tu cachorro coincidan con su nivel de desarrollo. No es aconsejable que cachorros menores de seis meses participen de tareas que requieran fuerza o resistencia ya que sus cuerpos aún están creciendo. La educación canina básica y la introducción a la agilidad canina son ideales para el primer año de tu chachorro ya que le permitirá gastar la energía extra que podría derivar en comportamientos destructivos.

    Cómo elegir el mejor entrenador para tu perro

  8. Perseverancia: No esperes que tu perro esté completamente entrenado después de unas pocas semanas de entrenamiento. La educación canina básica puede tomar de cuatro meses a un año pero los resultados definitivamente valen la pena. Sin embargo, una vez que hayas logrado enseñarle buenos modales, puedes continuar su educación con diferentes programas que van desde los concursos caninos, las competencias deportivas o el entrenamiento para perro de terapia y muchas otras especializaciones.

    La terapia asistida con animales: su historia y beneficios

Al igual que los humanos, los perros son criaturas curiosas e inteligentes que pueden aprender a lo largo de toda la vida, por lo tanto, el entrenamiento y la oportunidad de fortalecer la relación con tu perro, nunca termina.

Entrenar a tu perro es una experiencia enriquecedora que forjará un vínculo de amistad y momentos para recordar que te acompañarán por siempre. ¡Asegúrate de aceptarlo como una oportunidad de aprendizaje mutuo y disfruta de cada paso a través del camino!

Si los animales son tu pasión regístrate para recibir tips para cuidar mejor de tu mascota o hacer de ello una carrera. Explora los cursos en nuestra Academia.

 

Leave a Reply ● Deje su comentario ● Laissez votre commentaire

%d bloggers like this: